Topofilia es una revista científica de Arquitectura, Urbanismo y Territorios publicada por el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades "Alfonso Vélez Pliego" de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla con difusión exclusiva en Internet. ISSN: 2594-0635.

Con Topofilia-Tercera Época, pretendemos construir un espacio cibernético de interlocución amplia. Trabajamos por un lugar confiable donde se difunden textos originales tratados con rigor académico, con evaluación de pares ciegos. Es una iniciativa de académicos animados con el compromiso social de lograr una revista de referencia en nuestro campo, tanto por la calidad de los trabajos publicados como por la apertura a nuevas ideas, nuevos enfoques, nuevas propuestas y disposición al debate de lo expuesto en torno a viejos y nuevos problemas. Es también un medio de difusión del Coloquio Ciudades del Turismo.

Topofilia tiene alcance internacional con elaboraciones de abordaje humanista abierta a los más diversos enfoques.

Topofilia surgió en el ámbito de la frontera México-Estado Unidos, dirigida a lector@s de Norte e Iberoamérica, recibe y publica artículos redactados de origen en castellano, inglés, francés y portugués.

Topofilia se maneja en el ámbito de la multidisciplina, con la imagen objetivo puesta en la interacción e intercambio con colegas de distintas disciplinas, en especial de las ciencias sociales y las humanidades, compartiendo el objetivo del estudio y formulación alternativa ante los retos emergentes de la globalización, que cobran dimensiones específicas en la puesta territorial.

En su nueva Época, Topofilia abordará los tratamientos temáticos desde los campos de la arquitectura, el urbanismo y las ciencias sociales, organizado en tres grandes ejes: ciudades del turismo, donde se incluyen principalmente las ponencias –seleccionadas, dictaminadas y reelaboradas-, del coloquio temático, abierta a colaboraciones en general; estudios que abarcarán la amplia variedad de abordajes de turismo, arquitectura, urbanismo, paisaje e imaginarios sociales, y las tesis defendidas de estudiantes asesorados por profesores investigadores del ICSyH o vinculados a éste, así como otros subproductos.

En particular interesa intercambiar puntos de vista sobre cuestiones en estudio, vaya, apropiarnos internet como un ágil instrumento de trabajo, pues somos un equipo de investigación multidisciplinaria con proyectos en marcha, con una rutina de elaboración y consulta de estudios en proceso, siendo infrecuente hablar de temas agotados. Sin abandonar los medios tradicionales, confiamos en que este cauce seguirá potenciando la difusión ágil. Empleamos este medio de difusión debido a que es de acceso franco y masivo. Representa rapidez en la puesta de textos recientes al alcance del público, dando fluidez a la circulación de materiales, facilitando la discusión.

Topophilia, es un texto que Yi-Fu Tuan (1974) publicó en un entorno hostil al medio ambiente, como una de las respuestas pioneras que asumieron la relación afectuosa con el lugar, pretendiendo averiguar la relación de la sociedad con el espacio físico desde las actitudes, los valores y las percepciones.

Topofilia es para nosotros una respuesta a la fobia del lugar, la topofobia, a cuyo estudio nos dedicamos en años anteriores, ofreciendo una serie de lecturas críticas. Ahora, ante la creciente tendencia de los nuevos dispositivos de segregación y violencia urbanas que marcan, atravesando el espacio en que se desenvuelven las relaciones sociales, intentaremos descifrar, generar y promover lugares para el diálogo, los afectos y el encuentro, como metáfora y como espacios públicos en el entorno edificado concreto.

Para asegurar la creatividad y calidad científica de los trabajos publicados se cuenta con un comité editorial multidisciplinario y un consejo asesor de expertos con prestigio internacional que cuida de la evaluación por pares.

Vale reconocer que la revista cubre una escala de tránsito entre el borrador de ensayo breve y el producto final del proyecto de investigación, una suerte de subproducto. Sin dejar de lado el propósito y el tratamiento riguroso en la presentación de avances, internet se erige en foro académico. La velocidad del trámite de “colgar” en el monitor los productos no ha de reñir con la emisión del dictamen del especialista. La frecuencia en la consulta del sitio será un indicador de la pertinencia y relevancia de lo difundido, pues prevemos la atracción de lectores críticos que habrán de ponderar la fuente del mismo modo que se seleccionan opciones bibliográficas convencionales en una biblioteca a partir de criterios científicos.

El contenido de los trabajo publicados por Topofilia es responsabilidad exclusiva de l@s  autor@s que los suscriben, y no reflejan necesariamente la opinión del comité editor de la revista.

En términos de regularidad, la publicación de la revista observa términos semestrales. Sí lo es la fluidez y rapidez que faciliten la interlocución, por lo que se contará con índices temáticos y de autores para facilitar la búsqueda y acceso a los materiales. Aparecerán en ella el o los artículos aprobados mediante dictamen, según se tengan a disposición.

Acotamos, tras diez años de presencia en línea, una nueva época con un horizonte de vida por tiempo indefinido. Éstos serán suficientes para consolidar una segunda fase, en la cual podamos reunir trabajos que reflejen la consolidación de este medio. El principal ingrediente de estímulo será la participación de colegas que han venido colaborando hasta ahora, así como de nuevos investigadores y jóvenes que en proceso de formación académica podamos atraer al foro, sea por originalidad, estrategias de análisis, o actualidad e innovación evidenciado en los documentos exhibidos.

 

Crónica breve

En su Primera Época, la revista atendió prioritariamente una demanda y una dinámica específica, el Coloquio Internacional de Ciudades del Turismo, siendo los tres primeros anuales y realizados en Hermosillo. Se requería un medio ágil y eficiente en línea, que facilitara conocer con antelación los textos de las ponencias que se presentarían en el evento, quedando disponibles a consultas posteriores. Con un sitio propio, conseguimos así un repositorio de materiales, del cual l@s autor@s podían echar mano para reelaboraciones y publicaciones posteriores. Se aseguraba una suerte de memorias anticipadas abiertas al público, facilitando su lectura y la participación informada en los debates. Se siguió el mismo procedimiento en los siguientes coloquios, ya bienales. En esta época fue importante la co-responsabilidad inter-institucional, respecto al Coloquio y Topofilia,  de Isabel Rodríguez Chumillas (Universidad Autónoma de Madrid) y Jesús Enríquez Acosta (Universidad de Sonora), quienes continúan colaborando en el equipo hasta hoy día, así como un consejo editorial y comité asesor de calidad apropiada. Del mismo modo, el corazón logístico a cargo de Brisa Carrasco Gallegos.

La Segunda Época ha sido muy breve, amparada en un sitio y el Departamento de Cómputo del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP. En ésta dimos el giro hacia los requerimientos de la normativa institucional: regularizamos la edición bimestral, reorganizamos el equipo humano, dimos seguimiento riguroso al proceso de dictaminación y corrección de los artículos, convocamos semestralmente a colaboraciones en torno a determinada temática –con sólo observancia parcial de lo acordado en el Coloquio-, decidiendo observar la ruta para el registro (ISSN). Desde luego, ya para entonces la revista se ha proyectado y consultado más allá del ámbito del Coloquio. Ha sido clave en la actualización del organigrama la función ejecutiva de Aurora García García de León, apoyada en Rosa Vargas Ochoa y Jesús Fernández de Lara.

Arrancamos la Tercera Época con el equipo editorial reforzado con Hassivy Hernández Bello, y la estrategia dirigida a obtener el reconocimiento a la calidad científica del material difundido mediante la indexación, así como a la diversificación temática en el campo del patrimonio, el turismo, los imaginarios y el paisaje. Por primera vez la portada se debe a un diseñador gráfico de prestigio, Julio Broca, quien ha enriquecido estéticamente la cara topofílica, con trazos mínimos ha obsequiado su magnífica versión del espíritu que anima al equipo y colaborador@s. Enhorabuena y seguimos…

 

 

Eloy Méndez Sainz

Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades-Alfonso Vélez Pliego,

de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla,

Puebla,  abril de 2019

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.